DESCUBRE CÓMO LAS PERSONAS SORDAS Y LAS LENGUAS DE SIGNOS
CONTRIBUYEN A HACER UN MUNDO MEJOR

Lo + nuevo

La lengua de signos mejora tus habilidades de rotación mental

Mira la imagen de abajo: si pegas el cubo desplegado en una T a la izquierda, ¿cuál es el cubo que se forma de entre las opciones a, b, c y d de la izquierda? Para resolver esta tarea necesitarás grandes habilidades de rotación mental y las personas que aprenden lengua de signos lo resuelven más rápidamente.

Juego de rotación mental: ¿cuál de las imágenes de la derecha resulta de pegar el cubo de la izquierda? (fuente: Smart Kit)

¿Por qué es importante la habilidad de rotación mental?

La rotación mental es la capacidad de rotar imágenes de objetos mentalmente. Esta habilidad es importante para múltiples tareas cotidianas: descubrir si un objeto ha cambiado de lugar, resolver un cubo de rubik o puzzles, control del espacio en algunos deportes, leer y orientarse en un mapa, el ejercicio de profesiones como la arquitectura o la artesanía, etc. En general, la habilidad de rotación metal se relaciona con la inteligencia.

Juego de rotación mental

La investigación

Aunque existen varias investigaciones, una de las más completas fue la llevada a cabo en 1993 por el centro de investigación Salk Institute y la prestigiosa Universidad de Harvard en Estados Unidos, y fue publicada en la revista científica Cognition, la revista de mayor factor de impacto del mundo en su ámbito.

La investigación se realizó sobre un grupo de 84 personas con las siguientes características:

  • Un grupo de 40 personas sordas profundas, de las que 12 aprendieron lengua de signos desde el nacimiento y 12 no. De estas 12 personas no nativas en lengua de signos, se diferenció entre las que aprendieron la lengua de signos entre los 2 y los 8 años de edad, y las que la aprendieron entre los 12 y 16 años de edad.
  • Un grupo de 34 personas oyentes, sin ninguna experiencia con la lengua de signos.
  • Un grupo de 10 personas oyentes de familias sordas que aprendieron la lengua de signos desde la infancia, por lo que eran bilingües en lengua de signos americana e inglés.

Los/as investigadores/as llevaron a cabo varios experimentos: uno que probaba la capacidad de generación de imágenes mentales, otro para comprobar la capacidad de mantener una imagen en la memoria de corto plazo y un último experimento para examinar la habilidad de rotar mentalmente imágenes de objetos. Este último experimento consistía en reconocer figuras rotadas en espejo o sobre su eje sobre un modelo.

Ejemplos para la rotación mental. A la izquierda, el modelo original de la figura. Arriba la misma figura rotada sobre su eje. Abajo, la figura rotada sobre su eje y en espejo (imagen: Emmorey, Kosslyn y Bellugi 1993).

Los resultados demostraron que las personas sordas fueron más rápidas en todos los experimentos, excepto en la retención de imágenes en la memoria a corto plazo. Las personas sordas y oyentes de familias sordas (es decir, las que aprendieron lengua de signos en su infancia) tienen una mayor capacidad de generación de imágenes mentales y de detección de la inversión en espejo del objeto. En el experimento de rotación mental, las personas sordas fueron más rápidas que las personas oyentes no usuarias de lengua de signos incluso cuando no había rotación de la imagen. La diferencia de tiempo fue mayor cuando el objeto representado estaba rotado 180 grados.

Tiempos de respuesta en las tareas de rotación mental para personas sordas (línea discontinua) y personas oyentes sin experiencia en lengua de signos (línea continua). En el plano horizontal, grados de rotación de la figura. En el plano vertical, tiempo de reacción en milisegundos (imagen: Emmorey, Kosslyn y Bellugi 1993).

Por último, la edad a la que se aprendió la lengua de signos no influyó en su capacidad para generar imágenes mentales o mantener una imagen en la memoria, lo que demuestra que la lengua de signos puede ser beneficiosa a cualquier edad. Sin embargo, las personas nativas en lengua de signos fueron más precisas (tuvieron menos errores) que las no nativas en la tarea de rotación mental y, en cualquier caso, siempre más rápidas en esta tarea que las personas que no sabían lengua de signos.


¿Por qué la lengua de signos mejora la habilidad de rotación mental?

Las lenguas de signos son lenguas visuales y gestuales que utilizan el espacio para su representación. Un ejemplo muy evidente de la rotación mental en la lengua de signos es cuando se describen disposiciones de objetos en el espacio, ya que la persona que hace la descripción tiene una perspectiva y la otra persona debe hacer una transformación mental a su propia perspectiva en forma de espejo (ver imagen de abajo).

Cambio de perspectiva entre la persona signante y la persona destinataria. Para la persona signante, la lámpara está a la izquierda desde su perspectiva. Para la persona destinataria, la lámpara está a la derecha desde su propia perspectiva. Girando el semicírculo 180º a la izquierda vemos que coincide la disposición. La persona destinataria tiene que hacer un esfuerzo de cambio de perspectiva en espejo (imagen: Emmorey, Kosslyn y Bellugi 1993).

Si quieres descubrir más beneficios de la lengua de signos, visita los siguientes enlaces:



Fuente:
  • Emmorey, K., Kosslyn, S. M., y Bellugi, U. (1993). Visual imagery and visual-spatial language: Enhanced imagery abilities in deaf and hearing ASL signers. Cognition, 46(2), 139-181. Disponible en: https://goo.gl/5Wh72X [último acceso: 22/11/2017]

No hay comentarios