DESCUBRE CÓMO LAS PERSONAS SORDAS Y LAS LENGUAS DE SIGNOS
CONTRIBUYEN A HACER UN MUNDO MEJOR

Lo + nuevo

Personas sordas viajeras sin límites

Todavía mucha gente se sorprende de que, por ejemplo, las personas sordas puedan conducir o que puedan viajar solas por el mundo. Nada impide a una persona sorda conducir, ya que el sentido de la vista es el más importante y, sin embargo, aún hay más de 20 países en el mundo que limitan el derecho a desplazarse libremente (artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos) por no permitirles obtener el permiso de conducción. Mientras que en otros países incluso pueden conducir camiones profesionalmente (en Excepcionales se ha tratado este tema en profundidad aquí).

Respecto a viajar, existen algunas restricciones que afectan principalmente a la navegación por mar o el pilotaje de aviones (ver, por ejemplo, aquí). Pero su experiencia transnacional es incluso mejor que para las personas oyentes, pues la experiencia visual con la lengua de signos y el sentido de pertenencia a la comunidad sorda proporciona ventajas.

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Gerry Hughes, Calvin Young, Antonia Rodrigues, Nuruh Humairah, Joel Barish y José Luis Ginard.

Ventajas para las personas sordas viajeras

Las personas sordas viajeras comparten experiencias comunes de ventajas en sus viajes. Algunas de ellas son las siguientes:

1. El idioma no es un problema: el uso de gestos les ayudan a superar barreras de comunicación por el idioma en cualquier país del mundo gracias a su habilidad adquirida con la lengua de signos.

2. El ruido tampoco es un problema: si tienen que dormir en un alojamiento improvisado en una zona ruidosa, esto no será un impedimiento para conciliar el sueño y descansar.

3. Hay personas sordas en todo el mundo: es relativamente fácil encontrarse con personas sordas en casi cualquier país o localizarlas a través de las asociaciones, de las que se puede recabar información útil para el viaje o incluso se ofrecen a servir de guías.

4. Se ahorra dinero: muchos museos, parques de atracciones o transportes públicos a menudo ofrecen descuentos o entrada gratuita por discapacidad.

5. A veces son mejor tratados: en muchos países, las personas sordas están muy bien consideradas e incluso son veneradas.



José Luis Ginard (España)

José Luis Ginard es una persona sorda profunda de Mallorca (España) que recorre el mundo en bicicleta. A los países que va, visita los colegios de niños/as sordos/as y recoge sus experiencias en "Rutas del Silencio".

Puedes verlo en este documental de 50 minutos por Camboya y Laos que estuvo a punto de emitirse en televisión en el Canal 9 de la Comunidad Valenciana pero, desafortunadamente, la cadena cerró antes de su emisión. Durante este viaje, José Luis recorrió 1.568 kilómetros en 38 días mientras, como no, visitaba colegios de niños/as sordos/as.



Calvin Young (Estados Unidos)

Este aventurero sordo abandonó una exitosa carrera empresarial de más de cinco años en una startup de producciones multimedia para realizar su sueño de viajar por todo el mundo.

Calvin comenzó viajando a Tailandia, Vietnam, Camboya y Europa durante casi dos meses. Al volver a Estados Unidos se dio cuenta de que sus historias servían de inspiración a otras personas y, en lugar de contar sus experiencias a cada persona, comenzó un blog en Internet para que pudiera ser seguido en todo el mundo.

Su objetivo es "mostrar a la comunidad sorda que viajar en solitario puede ser seguro, fácil y muy divertido. A través de mis viajes también quiero ayudar a empoderar e inspirar a las personas sordas que ellas pueden hacer cualquier cosa que deseen".



Antonia Rodrigues Da Silva (Suecia)

Poco sabemos de esta viajera sorda, pero hace dos meses publicó un vídeo en Facebook que ha obtenido más de 180 mil reproducciones y se ha compartido cientos de veces. En el vídeo explica que un día encontró un comentario en su Facebook en el que alguien le preguntaba cómo podría viajar a Vietnam sin implante coclear.

En el vídeo enseña cómo ha viajado por países de todo el mundo y vivido variadas aventuras, mostrando como la lengua de signos le proporciona una ventaja transnacional conociendo a personas sordas de una gran diversidad cultural.



Joel Barish (Estados Unidos)

Después de licenciarse en Cine, Televisión y Fotografía por la Universidad de Gallaudet en 1992, Joel Barish fundó Deaf Nation como sitio para promover la lengua y cultura de la comunidad sorda, organizando exitosas exposiciones nacionales en Estados Unidos.

Sus vídeos de viajes por todo el mundo son muy populares en Internet con miles de reproducciones mostrando artistas y emprendedores/as sordos/as de todos los países. Los vídeos de Joel muestran también capacidades sorprendentes de personas sordas: desde montaje de motores de avión hasta artistas circenses.



Nurul Humairah (Singapur)

Sorda de nacimiento, Nurul comenzó a viajar en 2015 inspirado por Calvin Young (más arriba). Ahora es fotógrafa de viajes freelance, profesión en la que espera seguir desarrollándose y poder dedicarse a ello a tiempo completo. Con sus viajes y fotografía también espera inspirar a otras personas sordas a conseguir sus sueños.



Gerry Hughes (Reino Unido)

Este escocés sordo de nacimiento fue el primer velerista sordo en dar la vuelta al mundo en solitario en 2013, toda una proeza teniendo en cuenta que sólo 300 personas en el mundo lo han logrado.

Gerry se convirtió en el primer patrón de barco en Reino Unido en 1981 y, desde entonces, no ha parado de navegar, alternando con sus otras pasiones: el golf y la docencia. De hecho, Gerry se licenció en Matemáticas por la Open University y se convirtió en el primer maestro sordo en Escocia en 1995 después de más de 100 años.

Completó su vuelta al  mundo en velero el 8 de mayo de 2013 después de más de seis meses de navegación en solitario y sin ayuda, convirtiéndose en la persona número 201 del mundo en conseguirlo y, por supuesto, la primera persona sorda. Todo ello lo cuenta en su web y redes sociales. En el siguiente vídeo se puede ver su emocionante llegada tras completar al vuelta al mundo.


No hay comentarios