DESCUBRE CÓMO LAS PERSONAS SORDAS Y LAS LENGUAS DE SIGNOS
CONTRIBUYEN A HACER UN MUNDO MEJOR

Lo + nuevo

Las lenguas de signos alivian la atritis

Recientemente se ha puesto en marcha en México una iniciativa pionera para el tratamiento de la artritis, una enfermedad muy común en personas mayores caracterizada principalmente por la inflamación y dolor de las articulaciones: el programa consiste en el aprendizaje de la lengua de señas mexicana, cuyo movimiento ejercita las articulaciones de las manos y parte del cuerpo.


El programa fue puesto en marcha por la Fundación Mexicana para Enfermos Reumáticos (Fumerac) y se denomina "manos parlantes". En apenas un mes, ya empezaron a ver sus beneficios, como una paciente de 70 años que aprendió a contar un cuento en lengua de señas mexicana a niños/as sordos/as. De esta forma, no solo ejercitan movimientos de la mano sino que sus promotores aseguran que las personas mayores también restauran la confianza en sí mismas.


Parece ser que la práctica de la lengua de señas mexicana activa las mismas articulaciones y tejidos en las manos que la terapia clínica tradicional. Además, la lengua de señas tiene un gran atractivo frente a los ejercicios monótonos de la terapia tradicional, lo que disminuye el porcentaje de abandonos de la terapia.

Por el momento se ha llevado a cabo de forma experimental con cuatro personas sordas, aunque los resultados positivos apuntan a que tendrá su continuidad en el futuro.

Otra experiencia en Chile

En Chile también han llevado a cabo una iniciativa similar aunque aprovechando el potencial de Internet: han lanzado una plataforma web en la que cualquier persona con artritis puede aprender lengua de señas chilena y evaluar sus resultados en la terapia. Se llama 'Terapia de Señas' y fue puesta en marcha por la Fundación Me Muevo y la Fundación Sordos Chilenos.

La plataforma web está disponible en www.terapiadesenas.cl y se presentó con el siguiente vídeo:


En definitiva, una ventaja más de las lenguas de signos del mundo, en esta ocasión de la que se pueden beneficiar especialmente las personas mayores con artritis.



Fuentes:

No hay comentarios