DESCUBRE CÓMO LAS PERSONAS SORDAS Y LAS LENGUAS DE SIGNOS
CONTRIBUYEN A HACER UN MUNDO MEJOR

Lo + nuevo

Michael Hubbs, el patinador de velocidad sordo ante las Olímpiadas de Invierno 2018

Michael Hubbs es un patinador de velocidad sobre hielo de Estados Unidos con un enorme palmarés que ha competido contra los mejores patinadores de su país y sueña con llegar a los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, a celebrar en Pyeongchang (Corea del Sur). Sordo de nacimiento, su vida es una historia de superación e inspiración.

Patinador de velocidad sordo: Michael Hubbs durante una competición contrarreloj
Michael Hubbs durante una competición contrarreloj (foto: Michael Hubbs Facebook)

Cuando le preguntan a Michael si ser sordo puede ser un obstáculo, responde:
Ser sordo me ayuda a centrarme más, pensar más y tener una mejor comprensión de la vida (being Deaf helps me to focus more, think more, and have a better understanding of life).
Michael y su hermana menor fueron abandonados por su madre y su padre era una persona sin hogar, por lo que fueron criados por su abuela. Una adolescencia difícil le llevó incluso a la cárcel pero superada esa etapa incluso obtuvo un Grado en Administración de Empresas en la Universidad de Gallaudet.

Michael Hubbs (foto: Michael Hubbs)

Después de 10 años sin patinar y con apenas tres meses de entrenamiento, Michael logró medalla de bronce en los Campeonatos Regionales del Sur y, dos meses después, quedó en cuarta posición en el Campeonato Nacional de Patinaje de Velocidad de Estados Unidos (USA National Speed Skating Championship). Desde entonces, no ha parado de progresar y obtener medallas (puedes ver su extenso historial de competiciones en esta página).

En su intento de participar en los Juegos Olímpicos de Invierno 2014, Michael vendió todo lo que tenía, incluido su coche, para poder entrenar con Derek Parra, uno de los mejores patinadores del mundo, con varios récords olímpicos. Finalmente no consiguió entrar entre los seleccionados de 2014, pero Michael no se rinde y volverá a intentarlo en los Juegos Olímpicos de Invierno 2018. Entrena 30 horas a la semana, Michael sabe que puede ser su una de sus últimas oportunidades porque tiene 35 años de edad y cree que se retirará después de los Juegos Olímpicos de 2022.

Puedes conocerlo mejor en este vídeo, cuando recaudaba fondos para los gastos de participación en los Juegos Olímpicos de Invierno 2014:


Michael Hubbs podría ser el primer patinador de velocidad sordo de la historia en unos Juegos Olímpicos de Invierno pero, aún si no lo consigue, su esfuerzo y perseverancia es realmente excepcional.



Fuentes:

No hay comentarios