DESCUBRE CÓMO LAS PERSONAS SORDAS Y LAS LENGUAS DE SIGNOS
CONTRIBUYEN A HACER UN MUNDO MEJOR

Lo + nuevo

El aplauso silencioso

En 2011 se produjo en España un movimiento social con una importante repercusión e impacto tanto nacional como internacional. Fue el conocido como "Movimiento 15-M" o "Spanish Revolution", surgido principalmente del descontento de un sector de la población con el poder político. Numerosos medios de comunicación siguieron de cerca este movimiento que se prolongó durante años y uno de los estudios más prestigiosos (un estudio de demoscopia llevado a cabo por IPSOS) indicó que a comienzos de julio de 2011 casi un 80% de la población española conocía este movimiento social y que entre 6 y 8,5 millones de personas habia participado en el movimiento 15-M.

Pues bien, una de las contribuciones que las personas sordas y la lengua de signos hicieron a este movimiento social fue el que vino a denominarse "aplauso silencioso", típico de la comunidad sorda, consistente en agitar las manos en el aire, buscando un efecto visual similar a un aplauso sonoro.
Aplauso característico de las personas sordas durante la Acampada Sol en Madrid
Aplauso silencioso en la "Acampada Sol" (imagen: Claudio Álvarez / El País)

El siguiente vídeo, de apenas unos segundos, corresponde a un aplauso silencioso en la Puerta del Sol de Madrid el 15 de octubre de 2011:


Este gesto se sigue utilizando fuera de la comunidad sorda como una forma de protesta. En ocasiones, para evitar un excesivo ruido (como en las manifestaciones y concentraciones del 15-M), o cuando existen normas de protocolo que no permiten la manifestación pública, por ejemplo, en instituciones gubernamentales. En una Asamblea de la Comunidad de Madrid, en julio de 2012, asistentes sindicales se expresaron con el aplauso silencioso:
"les saludó al inicio de su intervención, a lo que los representantes sindicales respondieron con un aplauso «estilo 15-M», es decir, un aplauso silencioso como el que se utiliza en el lenguaje de signos, que consiste en agitar las manos en el aire" (fuente: La Razón)

Un origen relativamente reciente

El aplauso silencioso también es conocido como "aplauso sordo" o "aplauso visual". El origen del aplauso silencioso es incierto pero se cree que resurgió en diferentes momentos y diferentes contextos. Una de las historias conocidas es la de Beethoven al terminar de dirigir la novena sinfonía en 1824, en la que el público asistente además de los aplausos habituales, agitó las manos en el aire conocedores de la sordera del compositor.

En cualquier caso, el aplauso sordo no es tan antiguo en la comunidad sorda como se piensa. Por ejemplo, se estima su llegada a la lengua de signos americana (ASL) desde la lengua de signos francesa (LSF) en 1985, si bien se popularizó muy rápidamente, en especial con la conocida protesta "Deaf President Now" en la Universidad de Gallaudet en 1988.

En la actualidad, es un gesto prácticamente universal en todas las comunidades sordas del mundo y, en España, goza de una amplia popularidad entre la población oyente.

Fuentes:

No hay comentarios